#COVID-19 | SUCESOS

Italia se aproxima ya a los 3000 fallecidos por coronavirus después de que en las últimas 24 horas se hayan registrado 475 fallecidos más, la cifra más alta desde que comenzó la pandemia en el país en un solo día, según los datos dados a conocer por el director de Protección Civil, Angelo Borrelli.

En total, la cifra de muertos se eleva ya a 2978 (475 sólo el martes) mientras que los casos confirmados son más de 35.713, con 2648 más en el último día. Por otra parte, otras 1084 personas se han recuperado del Covid-19, por lo que son ya 4025 los pacientes curados.

Lombardía sigue siendo la región más afectada con 17.713 positivos (1493, sólo en el último día) y 1959 fallecidos, 300 más desde el último parte. Sin embargo, la zona donde se registró el mayor incremento de casos es Bolzano (376), donde hubo una suba del 29% en sólo un día. Le siguen la Toscana (26%), Umbria (25%), Piamonte y Valle de Aosta (21%).

En un tono dramático, el gobernador de Lombardía, Attilio Fontana, dijo hoy: "el contagio aumenta, pronto no podremos mos ayudar a quienes se enferman" ante el escenario de un sistema sanitario al borde del colapso.

Fontana la rogó a los italianos que no salgan de sus casas y advirtió que si no se puede contener el coronavirus en Lombardía, le pedirá "medidas más rigurosas" al gobierno italiano. Según datos basados en el GPS de los celulares, un 40% de la región –el núcleo económico de Italia– sigue despalzándose habitualmente en medio de la pandemia.

Fontana también apeló a todos los médicos y enfermeros que se hayan jubilado en los últimos dos años y a quienes se desempeñan en el ámbito privado, para que se pogan a disposición del servicio público.

Hasta el momento, hay 14.363 pacientes hospitalizados con síntomas, 2257 están en cuidados intensivos, mientras que 12.090 están en cuarentena en el hogar.

Con 13.910 casos, España también está atravesando una situación díficil y el presidente del gobierno, pedro Sánchez, dijo ayer ante un parlamento semi vacío que "lo más duro está por llegar". El número de pacientes aumentó en 2538 en sólo un día –lo que implica un incremento del 18%, similar a la suba del 17.7% del martes– y los fallecidos ya son 623.

Después de Italia y España, los países europeos más comprometidos son Alemania (12.327 y sólo 28 muertes), Francia (9052 y 148 fallecidos) y Suiza (3028 casos y 28 muertes).

En América, la situación es sensiblemente menos caótica (se reportaron un poco más de 10.000 casos en todo el continente) aunque el número de infecciones en los Estados Unidos (7769 pacientes y 118 muertes) sigue en aumento y amenaza con volverse incontrolable: la pandemia ya afecta a los 50 estados del país. Ayer el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, le advirtió a los legisladores norteamericanos la posibilidad, extrema, de un desempleo cercano al 20% –números sólo vistos durante la crisis del '29– sino se contiene a tiempo Donald Trump, que este año se juega la reelección, dijo que "ese es el peor escenario total absoluto". Presionado para declarar la emergencia nacional, sin embargo, ya no subestima la magnitud de la pandemia como lo hacía al principio.

En el Medio Oriente, el drama de la situación iraní ya se ha cobrado la vida de 1135 personas y el miércoles tuvo un aumento del 15% en el número de muertes (147). El tercer país con mayor cantidad de casos (17.361) ya anunció que este viernes cerrará sus mezquitas para los rezos comunales por tercera semana consecutiva.

Ahora uno de los países que ha obtenido más avances respecto al control de la pandemia es, precisamente donde todo empezó: China (81.102 casos acumulados y 3241 muertes) que ahora está más preocupada por los casos importados que por los locales.

Unos 82 países han impuesto restricciones más o menos severas a los vuelos internacionales –desde la prohibición del ingreso a personas provenientes de países con Covid-19, a la suspensión de visas– mientras otros 40 directamente decidieron cerrar sus fronteras aéreas. Desde esta semana, por ejemplo, la Unión Europa cerró sus fronteras terrestres.

Cientos de millones de personas alrededor del mundo han experimentado una disrupción de su vida cotidiana: cierres de escuelas y universidades; distanciamiento social; prohibición de reuniones multitudinarias; horarios restringidos o, en definitiva, el cierre temporal de todos los comercios excepto aquellos considerados esenciales como supermercados y farmacias; cancelación de actividades recreativas como partidos de fútbol, recitales y eventos sociales en general. Así, en la mayoría de los países, el mundo de las personas ha quedado reducido a cuatro paredes, mientras la cuarentena se impone como la forma más efectiva de romper la cadena de transmisión del virus.

Medidas extraordinarias para combatir una pandemia que además de la tragedia humana, también amenaza con un largo período de recesión económica. Y es que las acciones y el precio del petróleo se siguen hundiendo a pesar de los miles de millones de dólares que llevan invertidos gobiernos y bancos centrales, para tratar de contener el impacto económico del coronavirus, que puede dejar a varios países al borde de la recesión

ARTÍCULO: cronista.com

https://www.cronista.com/internacionales/Italia-475-muertos-por-coronavirus-en-24-horas-una-cifra-record-20200318-0055.html